CONSULTA PÚBLICA PREVIA

Elaboración del Proyecto de Orden por el que se aprueban los módulos y bases compensación económica de los servicios de asistencia jurídica gratuita de los profesionales de la abogacía y procuraduría.

Fecha de inicio: 06/02/2019

Fecha de fin: 21/02/2019

JUSTIFICACIÓN DE LA INICIATIVA

El derecho a la asistencia jurídica gratuita, consagrado en la Constitución Española en el artículo 119, encontró su regulación a nivel estatal por la Ley 1/1996, de 10 de enero, de Asistencia Jurídica Gratuita.

Los módulos y bases de compensación económica de los servicios de asistencia jurídica gratuita de los profesionales de la abogacía y procuraduría estaban fijados en el Decreto 57/1998, de 28 de abril, por el que se regulan la composición y el funcionamiento de las Comisiones de Asistencia Jurídica Gratuita de Canarias, así como el procedimiento para el reconocimiento de la misma. Sin embargo, la disposición adicional sexagésima segunda de la Ley 7/2018, de 28 de diciembre, de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2019, determina que hasta que por orden de la consejería competente en materia de justicia se proceda a la actualización de las bases económicas y módulos de compensación aplicables a la retribución de los abogados y procuradores designados de oficio, la misma se realizará conforme a las cuantías que se fijaron en el anexo I de la Orden de 29 de julio de 2010, por la que se establecen disposiciones de aplicación de módulos y bases de compensación económica de asistencia jurídica gratuita y se aprueban modelos normalizados (BOC núm. 149, de 30 de julio de 2010).

de la iniciativa

DOCUMENTACIÓN

PARTICIPA

con tu opinión

PARTICIPA

Se hace necesario, por tanto, proceder a la aprobación de los módulos y bases de compensación económica de los servicios de asistencia jurídica gratuita de los profesionales de la abogacía y procuraduría, para la actualización tanto de los módulos ajustados a la normativa procesal vigente como de sus cuantías, así como para atender las demandas de los profesionales de la abogacía y procuraduría, y especialmente la adecuación del servicio de guardia a las necesidades existentes.